martes 27 de octubre de 2020

Un filme donde el suspenso recurre a las visiones y elementos del más allá.
Espectáculos

“Stir oh Echoes” en Netflix: un filme de suspenso que no pasa de moda

Este suspenso de los ’90 llegó a la plataforma on demand y es una opción perfecta para volver a una década muy significativa del cine.

Un filme donde el suspenso recurre a las visiones y elementos del más allá.

Si hablamos de íconos del cine, hay infinidad de películas que podemos nombrar, y ésta es una de ellas. Una mezcla donde se funden el suspenso y el terror, que hasta el día de hoy vale la pena disfrutar.

Este trabajo dirigido por David Koepp cuenta la historia de Tom Witzky, un músico frustrado que tras mudarse a Chicago debe adaptarse a un nuevo estilo de vida con su familia.

Este hombre, común y corriente, comienza a tener visiones sobre situaciones que no logra descifrar luego de ser sometido a la hipnosis. A su vez, descubre que su hijo tiene esta misma cualidad. Una serie de hechos lo llevarán a descubrir lo que hay detrás de todo lo que su mente quiere comunicarle.

Hay que sentarse a verla y recurrir a un ojo crítico de la década del ’90. Los recursos que utiliza pueden resultar un poco pasados de moda, aunque son utilizados de una manera tan espectacular que hasta el día de hoy diría que supera a muchas producciones actuales.

Es un suspenso que se mezcla con el horror, regalando escenas que, si la disfrutamos entrada la noche, cumplen su función y objetivo a la perfección. Regalando de a poco algunos datos que ayudan a ensamblar la historia, se mantiene la incertidumbre hasta el final y las escenas de horror son muy efectivas.

Kevin Bacon se encarga de darle vida al protagonista y creo que no hay mejor actor para interpretarlo. Sabemos que funciona bien en este tipo de papeles y aquí lo demuestra nuevamente.

Siguiendo con los personajes, algo que me pareció acertado fue que el director hizo foco en las situaciones que vive cada personaje de manera singular, no haciendo un conjunto entre todos, sino dándole cierto protagonismo a cada miembro de la familia Witzky. Por un lado las visiones de Tom, que no se chocan con las de su hijo, algo que resulta concluir en una historia limpia y bien guionada.

Inspirada en un libro de Richard Matheson, Stir of Echoes goza de un guion excelente adaptado a la sociedad de los 90, y retratando la vida de una familia común y corriente en esta época.

Muchos la comparan con El sexto sentido, y puede que se deba a que se estrenaron en épocas similares y tratan sobre un tema similar, aunque son dos historias distintas con factores distintos. Puede gustar mas una que otra, pero indiscutiblemente ambas son excelentes.

Stir of Echoes (traducida como Ecos Mortales). Estados Unidos. 1999. Dirigida por David Koepp. Actúan: Kevin Bacon, Kathryn Erbe, Illeana Douglas, Zachary David Cope, Jennifer Morrison. Disponible en Netflix. Nuestra opinión: Buena.