domingo 25 de octubre de 2020

Este fin de semana fueron liberados dos quirquinchos, dos águilas moras y un yaguarandí que habían sido rescatados en distinto operativos.
Sociedad

Los videos de las emotivas liberaciones de cinco animales autóctonos silvestres rescatados en Mendoza

Dos quirquinchos, dos águilas mora y un gato eira fueron liberados este fin de semana en distintos parajes de Mendoza; luego de ser rescatados en distintos operativos y un destacable trabajo de rehabilitación y recuperación. Gran articulación entre la Fundación Cullunche, Recursos Naturales y la Policía Rural en los tabajos.

Este fin de semana fueron liberados dos quirquinchos, dos águilas moras y un yaguarandí que habían sido rescatados en distinto operativos.

Como si se tratara de un emotivo documental de Animal Planet o de Discovery Channel, pero en Mendoza; a escasos kilómetros de casa. Así podría describirse la sensación que genera observar los cuatro videos que muestran la liberación de cinco ejemplares de especies autóctonas de la fauna mendocina, las cuales son parte de los animales protegidos por las normativas provinciales.

Los protagonistas son un exótico yaguarandí (o gato eira - gato moro), dos quirquinchos y dos águilas moras; y todos fueron rescatados en distintos operativos y gracias al compromiso de algunos ciudadanos y del trabajo del departamento de Fauna de la Dirección de Recursos Naturales y la Policía Rural. En tanto, la Fundación Cullunche fue la encargada de recibir, asistir, rehabilitar y trasladar a los cinco ejemplares para su liberación (concretada el sábado y domingo pasados).

Según especificaron desde Cullunche -ONG que colabora constantemente con la Secretaría de Ambiente de Mendoza-, “el operativo de translocación y reinserción a sus hábitats naturales, de animales de la fauna silvestre mendocina” tuvo lugar el sábado 10 y el domingo 11 de octubre.

¡Libre soy!

El yaguarundí había sido rescatado oportunamente de un canal de riego en General Alvear, al Sur provincial. Por tal motivo, el fin de semana pasado el animal fue devuelto a su lugar de origen y luego de que alcanzara un tamaño razonable para defenderse solo. “El felino recibió entrenamiento para la práctica de la caza y fue monitoreado con una cámara trampa para observar su comportamiento”, destacó Jennifer Ibarra, presidenta de Cullunche.

En cuanto a las águilas moras, una había sufrido electrocución con algunas quemaduras; mientras que la otra había sido embestida en la ruta. Ambas aves también fueron rehabilitadas y se trabajó con mucho esmero en su recuperación, hasta alcanzar óptimas condiciones para su liberación.

Las otras dos especies que fueron rehabilitadas y liberadas son dos quirquinchos. “Uno fue rescatado de un taller de motos, donde lo tenían prisionero en un tarro de 200 litros; mientras que al otro lo encontraron en la vía pública, en la zona de Vistalba”, se explayó Ibarra.

Además, la ambientalista agradeció especialmente a Cristian Vechietti y destacó que su participación y el haber puesto a disposición sus instalaciones de manera desinteresada fueron claves para culminar el proceso de ejercitación y musculación de las águilas.

Colaboración

“Es nuestra pasión. A cualquier hora, cualquier día de la semana se reciben los animales. A veces viene la gente de la Policía Rural o de Recursos Naturales un domingo a la noche o cuando sea, y nosotros recibimos a los animalitos”, resumió Jennifer Ibarra sobre el trabajo que encaran en la Fundación Cullunche desde hace tres décadas.

Una vez que el ejemplar ingresa, cumple una cuarentena y se identifican las razones por las que ingresó y su situación particular. “Hay de todo tipo de animales, desde cóndores hasta picaflores, víboras y arañas; todos tienen la misma importancia para nosotros y se los trata con el mismo cariño”, destacó la ambientalista.

Todo este trabajo se encara con dinero que dona la gente, y la ONG no recibe subsidios; aunque cuenta con convenios con el Gobierno en lo referido a autorizaciones y controles. “Nosotros aportamos un centro de rehabilitación y fauna silvestre. Allí se hace toda la estabilización, los primeros auxilios. Y luego empieza el proceso de recuperación, para derivar en la liberación, una vez que se puede”, se explayó Ibarra.

“Todo el trabajo que realizamos conlleva un gasto importante, y solo podemos hacerlo con ayuda de la gente. Puede ser con dinero o con elementos. El dinero se destina a alimentos, medicamentos, tratamientos, traslados, combustible, educación, material de difusión y material de construcción, entre otras cosas", agregó. En la fundación hay cerca de 50 personas trabajando, y cuenta con distintas divisiones y profesionales. Además, encaran de manera permanentes campañas y convenios con distintas fundaciones y entidades internacionales.

Las personas interesadas en colaborar pueden comunicarse en el Facebook de Fundación Cullunche, o vía WhatsApp al 2613471077. En tanto, para depósitos bancarios, los datos son: cuenta a nombre de Fundación Cullunche en Banco Santander Cuenta Corriente 351/1 CBU 07207 0842 00000000 35118. También se puede hacer a través de Mercado Pago.