domingo 25 de octubre de 2020

La Doctora ginecóloga Graciela Díaz, es médico influencers, por su participación en las redes sociales. / José Gutierrez
Sociedad

Médicos “influencers”: los mendocinos que copan las redes con sus consejos y sus reflexiones

Tres de estos galenos se han destacado, especialmente en pandemia, por conseguir más seguidores explotando sus conocimientos y logrando un gran contacto con la comunidad.

La Doctora ginecóloga Graciela Díaz, es médico influencers, por su participación en las redes sociales. / José Gutierrez

Con la irrupción de la Covid-19, los consultorios de aquellos médicos que no estaban directamente relacionados con la enfermedad y sus consecuencias, vieron reducida la concurrencia de pacientes. El temor al contagio en hospitales y centros de salud fue mayor que la necesidad de hacerse ver algún síntoma o realizar los controles habituales.

Este panorama generalizado motivó a distintos profesionales a afianzar su vínculo con las personas desde otro lugar. Algunos decidieron crear sus propios perfiles especializados en redes sociales, mientras que otros profundizaron la conexión por este medio previamente establecida.

Su objetivo fue brindar información confiable y continuar concientizando a la sociedad, aún a la distancia. Los Andes entrevistó a tres médicos mendocinos que se abocaron a esta tarea y tuvieron gran repercusión: cercanía con pacientes, enlaces con colegas, hasta conexión con otros países.

Poder del autoconocimiento

En su perfil de Instagram “Ginecoloca”, la médica tocoginecóloga, Graciela Díaz Guitart, utiliza el humor y las ilustraciones para enseñar sobre anatomía femenina, métodos anticonceptivos y menstruación, entre otros tópicos. Lo abrió en julio, en plena pandemia, motivada por dos razones: la desinformación y la disminución en los controles.

“En mi especialidad, sobre todo en Mendoza, hay muchos tabús y cosas de las que no se hablan, como el orgasmo, el clítoris, el placer femenino, entre otros”, enumeró. Por eso, ella decidió abordarlos desde la perspectiva de la salud. “En mis primeros posteos me centré en el autoconocimiento, lo que es fundamental para reconocer si algo está mal. Luego fui introduciendo algunas patologías, como el HPV, por ejemplo”, recordó la médica.

Cada una de sus intervenciones están cuidadosamente pensada. “Busco llamar la atención, uso memes, chistes y muchas imágenes”, compartió Díaz Guitart. Pero también hace “vivos” y utiliza preguntas para ver cuánto saben sus seguidoras. “Le puse ese nombre justamente para que no sea algo tan serio y que vean que soy igual que ellas”, añadió.

Con esta modalidad ha logrado una excelente respuesta. “El 60% de las que me siguen son pacientes mías, pero el resto no. La verdad que me agradecen muchísimo y tenemos gran interacción”, aseguró. De hecho, ha recibido nuevas pacientes que la conocen por este medio. “La verdad es que lleva su tiempo, pero me apasiona, es puro amor al arte”, resaltó.

Acercarse a la población

Daniela Sevilla es médica cardióloga y la creadora de los perfiles de Instagram y Facebook “Cardio en redes”. Allí da rienda suelta a sus ganas de comunicar y acercarse a la población al hablar de hipertensión arterial, tabaquismo, síndrome de apnea obstructiva del sueño y muchos más.

“Hay muchos perfiles de médicos dirigidos a médicos que son muy buenos, pero a mí me gustó la idea de llegar a los pacientes y mejorar su salud”, relató la mendocina, que desde hace 10 años vive en Buenos Aires. Al igual que su colega ginecóloga, ella coincidió al observar falta de información y disminución de los controles por la pandemia.

Daniela Sevilla es médica cardióloga y la creadora de los perfiles de Instagram y Facebook “Cardio en redes”.

“Por eso creo que hay que insistir en las medidas de cuidado, desmitificar y que la población haga un clic que le pueda cambiar la vida”, expuso. Pero, además, observó que en muchas consultas presenciales no tenía tiempo de transmitirles a sus pacientes todos los conceptos que le gustaría. “Por eso, a quienes me van a ver al consultorio les sugiero que vean lo que subo, para profundizar”, añadió la experta.

Sus principales posteos son videos que ella misma protagoniza, a los que les suma charlas en vivo con otros médicos e imágenes llamativas. Cada uno de ellos lleva una cuidada producción previa. “Soy muy meticulosa porque me centro en adaptar el mensaje para que llegue con mucha responsabilidad”, remarcó Sevilla. Es que lo fundamental de este rol, para ella, no es buscar seguidores ni hacerse famosa, sino ayudar a la población. De hecho, en su corto tiempo ha tenido muy buena respuesta, le han escrito para agradecerle y la han contactado de otras provincias y hasta de otros países, como Colombia.

Educar en pandemia

Desde hace 10 años Mariano Garavaglia -clínico, médico de familia y especialista en diabetes- tiene un perfil de Facebook con su nombre, en el que publica temas relacionados con la salud y reflexiones generales. Pero desde marzo ha notado que sus “posteos” generan mayor participación. “Es muy importante la educación en esta pandemia, porque ha sido la ausente número 1”, consideró. Por esa razón, para él cualquier aporte tiene un impacto real. “Lo veo con mis pacientes, que no están yendo a la guardia y tienen claro por lo que se tienen que preocupar, porque lo han leído en mi Facebook”, relató.

Mariano Garabaglia tiene un perfil de Facebook con su nombre, en el que publica temas relacionados con la salud y reflexiones generales.

Así es que el profesional, desde el comienzo de la pandemia, se ha centrado en transmitir conceptos tales como maneras de fortalecer la inmunidad, dar una explicación sobre los tratamientos que están en investigación y todo lo relacionado con la Covid-19. “Hago un análisis serio con la bibliografía que corresponde y ayudo a generar conciencia”, aseguró.

Pero, además, para él, en este contexto le es inevitable referirse a temas políticos de actualidad. Cada tema que aborda implica informarse previamente y pensar cómo comunicarlo. Su propósito es que sea corto, en lenguaje claro y con alguna imagen. “Lleva tiempo pero lo hago con gusto, porque todo lo que hacés por la comunidad en algún momento vuelve”, remarcó. Él también ha tenido muy buenas respuestas: “Me escribe gente de Brasil, de Uruguay y hasta de España. Está muy bueno porque la gente se hace eco”, cerró.