domingo 25 de octubre de 2020

Una postal de la "vieja" normalidad en Mar del Plata - Clarín
Sociedad

Verano en Mar del Plata: habrá que llevar almohada, sábanas y alquilar mínimo por siete días

Serán unas vacaciones diferentes debido a la presencia del Covid-19. Los precios orientativos que se manejan para la temporada en la costa bonaerense.

Una postal de la "vieja" normalidad en Mar del Plata - Clarín

A la espera de las definiciones para el verano 2021, el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata ya tiene listo un protocolo para controlar y/o evitar contagios de Covid-19 durante las vacaciones próximas. Se espera que pronto las autoridades puedan aprobarlo, con el fin de que los potenciales turistas puedan, en caso de así desearlo, organizar su viaje.

En los lineamientos se establece, por ejemplo, que los alquileres de casas o departamentos deberán ser por un mínimo de siete días y que cada turista viajará con su propia almohada (caso contrario recibirá una descartable).

Entre cada alquiler deberá profundizarse la desinfección e higiene de la propiedad, y, además de la almohada, el inquilino deberá llevar ropa blanca, aunque este último punto suele ser más habitual para las familias.

Según lo informado por Clarín, el alquiler de alojamiento deberá ser, como mínimo, por una semana.

La entidad divulgó precios quincenales “orientativos”, ya que pueden variar de acuerdo a la calidad, el estado y la ubicación de la propiedad. Sugieren que para un departamento de 2 ambientes, el más solicitado por familias, apto para albergar a 3 o 4 personas, el precio arranque desde $ 29.500.

La lista de valores completa es la siguiente: para un departamento de 1 ambiente, para 2 o 3 personas, desde $ 23.000; para uno de 2 ambientes, desde $ 29.500; para uno de 3 ambientes, destinado a 5 o 6 personas, desde $ 35.500.

En cuanto a los chalets, los martilleros toman como referencia uno de 3 ambientes, por el que se puede pagar desde $ 42.250.

En diciembre y marzo, los valores tendrán una baja del 30%, y para febrero de un 20% en relación a los de enero, temporada alta.

Los precios “no son de aplicación obligatoria, sino que los mismos quedan sujetos al libre juego de la oferta y demanda de bienes y servicios, sirviendo sólo como un valor de referencia que cada corredor expone a ambas partes de un contrato a título meramente orientativo”, reiteraron.

También siguiendo el protocolo, las inmobiliarias deberán otorgar un certificado de idoneidad o de aptitud sanitaria al cliente.

“Además de intermediar entre locadores y locatarios -definieron que su función- será la de imprimir un sello de calidad en cuanto a la limpieza y desinfección de las unidades que se ofrecen en alquiler temporario en las inmobiliarias de Mar del Plata, Miramar, Balcarce y Mar Chiquita”, señalaron.

A la espera que el gobierno bonaerense brinde la aprobación definitiva, resta definir qué cantidad de turistas entrarán, qué seguro médico pedirán -en caso de contagiarse- o si harán cuarentena para ingresar o una vez infectados allí mismo.